PLATAFORMA RURAL

29.3.17

[Palabre-ando] un mapa de las basuras

Buenos días, esperando sea de tu interés un artículo publicado en el diari ARA sobre como hemos convertido un recurso para la fertilidad de la tierra, el estiércol, en un desecho que contamina. Gracias


--
SECRETOS. Relatos de mucha gente pequeña.

15.2.17

[Palabre-ando] La sopa de agua

La sopa de agua

Publicat en Diari ARA. 14 de febrer de 2017 Aquí en català

"Un verano hice una suplencia de vacaciones en un geriátrico -me explica una cocinera profesional-, y todavía no me rehago del primer encargo que recibí. Se trataba de hacer caldo para 40 personas con los siguientes ingredientes: un minitrozo de hueso de jamón, dos carcasas de pollo, 4 zanahorias, 1 cebolla y 2 patatas". Cómo dice ella, "¡el agua quedó muy buena!"

Esta situación puede parecer anecdótica o puntual pero, como sabemos todas las personas que tenemos la suerte de cuidar de nuestra gente mayor cuando por problemas de salud o de dependencia residen en centros donde se preparan comidas para colectividades -como los geriátricos, centros de día u hospitales-, lo que les traen en las bandejas no es mucho mejor que esta sopa de agua. De hecho, con productos como el panga del Vietnam, verduras congeladas o embutido de mar (un tubo de plástico rellenado con trozos de merluza de Namibia que se corta en porciones) es muy complicado hacer una buena comida.

¿Pensamos que esto es lo que se merecen estas personas en su último tramo de la vida? Aunque los nutrientes puedan ser científicamente los correctos y aporten las 2.200 kcal/día aconsejadas, ¿no es fundamental la calidad de los ingredientes y, evidentemente, la preparación amorosa y sabrosa del plato? ¿No somos conscientes que para la gente mayor la cuestión cotidiana más importante de su día a día es disfrutar de una buena comida y hacer de este acto un gran momento? Podríamos añadir más cuestiones, como por ejemplo que parece que olvidamos que muchas de estas personas son de una generación acostumbrada a una comida con ingredientes locales y de temporada, y ahora lo que se encuentran en el plato son inescrutables purés o bolitas enharinadas que quieren hacerse pasar por buñuelos de bacalao. Efectivamente, si hablamos de la calidad de nuestros servicios sanitarios, la comida de los centros para la gente mayor es una deficiencia a corregir, porque es muy evidente que comer suficiente, sano y bueno es un factor de salud decisivo.

Al mismo ritmo que se ha impuesto una agricultura industrializada que ha acabado con el campesinado han ido desapareciendo las cocinas, los cocineros y las cocineras de nuestros centros sociosanitarios, sustituidos por los monsantos o nestlés del catering. En el caso de la restauración colectiva, que en el estado español mueve la cifra global de 4.000 millones de euros anuales, de los cuales un 51% corresponden al sector sociosanitario, la empresa líder es Serunion, que con las otras cinco del podio controla un 40% de la cuota de mercado. Serunion, Eurest, Aramark, Serhs y la mayoría de grandes empresas de catering trabajan cada vez más con el que se conoce como línea fría, donde la comida llega totalmente elaborada desde cocinas centrales -a veces a 600 km de distancia- preparadas para trabajar en una velocidad de 1.000 menús por hora. La comida sólo hace falta recalentarla o, como dicen técnicamente, "completarla mediante un proceso de retermalización".

Aunque desde el 2008 ya venimos hablando de la problemática del panga en nuestras dietas, no fue hasta este 2 de febrero que, por ejemplo, Serunion retiró este pescado de sus dietas por la fuerte presión actual. Pero esta no es la cuestión. Pienso que hay que replantear un modelo que, con esta industrialización del servicio de cocinas, acaba comportando que una única empresa sea responsable de servir más de 462.000 menús diarios.

Desde hace unos cinco años la preocupación por la comida en las colectividades se está abordado en un escenario parecido: los comedores escolares. Ya son muchas las experiencias para transitar de la comida de catering con productos del agroindustria globalizada a una comida ecológica, local y de temporada preparado in situ por cocineros y cocineras. Asociaciones como por ejemplo Menjadorsecologics.cat asesoran para facilitar estos cambios, señalando -porque esto es el que ustedes se deben de estar preguntando ahora- que esto se puede conseguir sin que se produzca un incremento del coste. De hecho, la experiencia de Copenhague es muy contundente. El año 2007 el gobierno de esta ciudad danesa se marcó como objetivo servir un 90% de comer ecológico a sus escuelas y centros para la gente mayor, y este 2016 ya pueden garantizar que el 88% de toda la comida en los establecimientos públicos lo es. Lo han conseguido sin cambios en la asignación presupuestaria porque, aunque la comida ecológica y local pueda resultar más cara, comprar productos de temporada, disminuir el consumo abusivo de proteína animal y reducir el derroche lo hace posible.

Cómo vamos insistiendo, conjuntamente con 120 ayuntamientos de todo el mundo, varias ciudades del Estado firmaron el 15 de octubre del 2015 el Pacto de Políticas Alimentarias de Milán para conseguir que las ciudades desarrollen sistemas alimentarios sostenibles. Es decir, tenemos todos los astros alineados -compromisos políticos y sensibilidad ciudadana- para promover experiencias reproducibles también en el ámbito sociosanitario. No me gustaría que el presidente de Serunion, Antoni Llorens, tuviera razón cuando afirmó que "la restauración colectiva alimenta las personas desde que nacen hasta que mueren".

C4oPw30XAAASEph.jpg


--
SECRETOS. Relatos de mucha gente pequeña.

6.2.17

[Palabre-ando] Las multinacionales se lanzan al acaparamiento de ... personas.


Imaginen en las granjas, los prados, los pueblos a todas sus gentes campesinas con el mismo logotipo en su indumentaria. Imaginen. Leer aquí

shutterstock_148937711.jpg


--
SECRETOS. Relatos de mucha gente pequeña.

1.2.17

[Palabre-ando] Boletín de la Revista Soberanía Alimentaria



Este mensaje contiene imágenes. Si no lo ves correctamente, accede con tu navegador
Visita la web de la revista Soberanía Alimentaria
Mensajera n.º 11
Portada del número 27

Número 27

 

Despoblamiento rural


El despoblamiento rural es un fenómeno que, desde muchos sectores y medios de comunicación, se da por asumido y que, desde otros, queremos revertir. Nos acercamos en este número a un proceso complejo que responde a la realidad de cada tiempo, cultura y territorio ¿Cómo es de grave? ¿De qué manera pueden condicionarse los flujos de población? ¿Existen recetas para mantener los pueblos vivos?
 
Portada de María Maraña.
 
Programa e inscripción
¡Renovamos la oferta de regalos!
Grupo Emaús Fundación Social se une al catálogo de libros que puedes escoger como obsequio a cambio de tu suscripción.
Esperamos que te interese esta oportunidad para apoyar a la revista.
Elige tu regalo
Ofrecemos diferentes formas de colaborar con la revista que puedes consultar aquí.
Y, por supuesto, puedes solicitar la revista en papel.
2017 - Revista Soberanía Alimentaria, Biodiversidad y Culturas

Nuestra lista:
Mensajera 
Puedes cancelar tu suscripción  o  modificar tus preferencias
Facebook
Facebook
Twitter
Twitter
Website
Website






This email was sent to gustavo.duch@gmail.com
why did I get this?    unsubscribe from this list    update subscription preferences
Revista Soberanía Alimentaria · Girona · Barcelona, Barcelona 08010 · Spain

Email Marketing Powered by MailChimp

23.1.17

[Palabre-ando] El Derecho a la Valla

EL DERECHO A LA VALLA (*)

Narrando nuestra oscuridad se ve claramente la vida.  Juan Gelman

Preámbulo

Considerando la necesidad de establecer un orden natural al estado de la Vida;

Considerando que este orden natural avala que el hombre blanco y varón es un ser superior delante del resto de seres humanos ni blancos ni varones, que está por encima de los otros seres vivos y que ejerce su dominio sobre el Planeta que habita;

Considerando que las necesidades básicas e irrenunciables de este hombre blanco y varón son acumular fortunas y consumir caprichos;

Considerando que los hombres blancos y varones nacen con privilegios que se deben de preservar;

los aquí reunidos en Asamblea General -hombres blancos y varones- proclamamos la presente DECLARACIÓN de DERECHOS.

Artículos

1. Derecho de mentira: los colectivos de hombres blancos y varones organizados en Estados, Corporaciones, Medios de Comunicación, Iglesias, Tribunales o Grupos de Presión, tienen derecho a proclamar postulados económicos, relatos de superioridad, discursos científicos o dogmas de fe que, aún sin ser ciertos, serán considerados doctrinas que nadie discutirá, asegurando así mantener pacíficamente el orden establecido.

2. Derecho de robo: todo colectivo de personas blancas y varones tiene el derecho legítimo a colonizar territorios ajenos para disponer libremente de los bienes naturales que allí existan -tanto sobre la tierra, como bajo ella; tanto en su cielo como en sus mares- con el noble propósito de incrementar el contenido de sus cajas de caudales.

3. Derecho de guerra: si el acceso legítimo a estos bienes ajenos no es facilitado por la población local y ésta ofrece resistencias, se considera cardinal asegurar el derecho al acceso a las armas, a la creación de ejércitos, a las licenciaturas de Capitán, Coronel o Generalísimo y otros estudios bélicos, el derecho al genocidio, a la prisión, al fusilamiento, etc. que aseguren -en defensa propia- poder mantener dichos privilegios.

4. Derecho de patrón: el hombre blanco y varón podrá ejercer el derecho a esclavitud y a servidumbre y todas las formas de opresión que considere necesarias como el asesinato o la violación, para evitar el miedo a perder privilegios.

5. Derecho de valla: todo colectivo de personas blancas y varones tienen derecho a delinear sus fronteras donde podrán levantar muros, electrificar vallas o a cubrirlas de concertinas para protegerse de posibles invasiones.

6. Derecho de ciudad: la comodidad y el consumismo, derechos innatos e inalienables a los hombres blancos y varones, se garantizarán con la construcción de ciudades alejadas de los avatares de la naturaleza y de las cansinas labores del cultivo de alimentos. Por ello se establece la obligación de privar a los territorios rurales de autonomía y son considerados en términos jurídicos como "polígonos de aprovisionamiento de alimentos y recintos de vertidos".

7. Derecho de contaminación: la naturaleza del hombre blanco y varón tiene derecho a la agresión continua a la Naturaleza ya sea por mar, tierra o aire, si su justificación es la creación de riquezas. Las leyes de la Naturaleza, las estaciones del año y los paisajes quedan derogadas.

8. Derecho de hambrear: una alimentación exótica, barata, preelaborada, fraudificada, sinsabor, sintética y transgénica, es uno de los derechos vitales irrenunciables para el hombre blanco y varón, de forma que para garantizarlo hay que proteger y promocionar el derecho a contar con grandes corporaciones multinacionales especializadas en técnicas de agricultura industrial y que, vía Tratados Internacionales de Libre Comercio o en su defecto haciendo uso de los artículos 1,2,3,4,5,6 y 7, les abastezcan debidamente. El hambre generado, es un hecho colateral.

Y Nada podrá interpretarse en el sentido de que confiere derecho alguno para emprender revoluciones decididas a la supresión de cualquiera de los derechos proclamados en esta Declaración.

(*) Gustavo Duch Guillot, Número 72 de Pueblos, Revista de Información y Debates.

guaya1-.jpg

Oswaldo Guayasamín


--
SECRETOS. Relatos de mucha gente pequeña.

9.1.17

[Palabre-ando] los pasa montañas

El mismo día que se aprobó el Tratado de libre comercio entre México, Canadá y Estados Unidos, los pasamontañas del movimiento zapatista vieron la luz en México. ¿Ocurrirá lo mismo el día que se firme el TTIP, el tratado de libre comercio entre Estados Unidos y Europa?



--
SECRETOS. Relatos de mucha gente pequeña.

21.12.16

[Palabre-ando] El pico más alto es una ola de mar

En solidaridad con el Pueblo Shuar y con Acción Ecológica (*). 21 de diciembre de 2016

 

LA TIERRA ES LLANA

 

La tierra es llana,

no asoma ninguna montaña.

Se extinguieron las colinas,

se exterminaron los montes.

Las cumbres las hundieron de un sólo golpe.

El cielo habita en los suelos.

Las nubes no encuentran donde descansar.

El cóndor, los buitres, el gavilán,

usan zapatos de andar.


La tierra es una explanada.

El pico más alto es una ola de mar.

Sin obstáculos,

no hay cotas que alcanzar.

Al verbo subir lo han nombrado pensionista,

como también al alpinista

(y al ciclista).

 

La tierra es llana como una orilla.

Seca, pues sin montañas,

el río sólo es promesa.

El agua que moja son lagrimas que no encuentran ecos donde replicar.


Sin montañas todo es losa.

El cementerio lo han esculpido empresas de la mina

y gobiernos vendepueblos.

 

El pico más alto es una ola de mar.

¿Oyen murmullos de volcán?

(*) El gobierno del Presidente Correa en Ecuador está determinado a imponer la megaminería en muchos lugares del territorio ecuatoriano, especialmente en la Cordillera del Cóndor donde habita el pueblo Shuar. Por la solidaridad desplegada desde la organización Acción Ecológica, el gobierno ha procedido a dictar su disolución. Como dice Alberto Acosta, "es hora de la solidaridad con los pueblos indígenas y con las personas defensoras de la vida".

Más información:

Manifiesto del colectivo Territorio y Feminismos

Evolución de la megamineria en Ecuador por Acción Ecológica

Evolución de la megaminaria en Ecuador por Geografía Crítica

Clausura de Acción Ecológica

CymuQbrWQAgYXFh.jpg

--
SECRETOS. Relatos de mucha gente pequeña.